Cera de Abejas

Estimulante y regeneradora celular, gracias a la Vitamina A, controla gran cantidad de afecciones.

La cera de abeja ha sido utilizada durante siglos por muchas razones, desde velas hasta suavizante de la piel y estimulante para curar heridas. A día de hoy, los científicos estudian su potencial para reducir el colesterol, propiedades antiinflamatorias y tratamiento de dolencias digestivas. La cera de abeja es empleada en la cosmética natural como agente espesante, para facilitar su aplicación en la piel. Su acción protectora crea una barrera que protege la piel contra agresiones, manteniéndola hidratada y previniendo su sequedad. Posee propiedades antibacterianas, haciéndo de su uso un gran tratamiento para afecciones en la piel.

Gracias a la gran fuente de vitamina A que posee, la cera de abeja contribuye a la regeneración celular. Además, es una excelente estimulante para la curación de heridas. La cera de abeja es una perfecta aliada para combatir la picazón en la piel, dermatitis, eccemas y otras afecciones cutáneas.