Almendras

Juegan un papel imprescindible en la hidratación de la piel y son protagonistas en numerosas de nuestras cremas.

La almendra tiene propiedades muy beneficiosas para la salud. No obstante, juega un papel importante en la cosmética natural como aceite de almendra, al tratarse de tener propiedades únicas para el cuidado de la piel y del cabello. Posee un alto poder hidratante, gracias a su elevado contenido en ácido oleico y vitamina E.

El aceite de almendra se emplea como emoliente. La piel lo absorbe con facilidad, proporcionando a sus capas más superficiales las sales minerales necesarias, vitamina A y E, ácidos grasos esenciales, proteínas, etc. Para el periodo de embarazo, es ideal para prevenir las estrías en el vientre, pechos y muslos.