Cuida tu piel en verano

¿Cuántas veces nos surgen dudas mientras nos damos un chapuzón o al volver a casa?

Con el verano en su máximo apogeo, extremar las precauciones cuando exponemos nuestra piel al sol es fundamental para mantener la piel sana y cuidada. Te proponemos una serie de consejos para el cuidado de tu piel en verano

Primeras precauciones

Al menos 30 minutos antes de salir de casa, o exponer la piel al sol directo, aplica una cantidad generosa de protector solar sobre la piel seca y limpia, sin restos de perfume o desodorantes. Repite la aplicación cada dos horas y después de tomar un baño.

Consigue tu bronceado

No todos tenemos la misma capacidad para broncearnos: la da el fototipo de nuestra piel, que determina sus características de pigmentación. Una dieta adecuada rica en frutas y verduras (betacarotenos) puede ayudar a broncearnos.

Cuidado con el cloro

Dúchate antes y después de entrar a la piscina para deshacerte lo máximo posible del cloro. Al terminar, aplica una Crema Facial Extra Hidratante de MUSSA Canaria para evitar que se reseque la piel de tu cara y mantener su hidratación natural.

Tiempo de exposición

Es importante evitar, en la medida de lo posible, la luz del sol entre las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde, pues en ese horario los rayos son más fuertes. Si no lo puedes evitar, recuerda protegerte con un sombrero y gafas de sol. Si sientes que te has quemado y tu piel se encuentra enrojecida, aplícate el Gel calmante e hidratante de Plátano Ecológico de Canarias y Aloe Vera de MUSSA Canaria al llegar a casa.

Evita el consumo de refrescos y bebe mucha agua

Lo sabemos. Hace mucho calor y no hay nada más que nos apetezca en ese momento que tomarnos un refresco. Sin embargo, las bebidas gaseosas pueden causar deshidratación. ¿Cómo? Las bebidas carbonatadas contienen ácidos que nuestro cuerpo necesita desechar por medio de la orina, produciendo así un desequilibrio del nivel de agua y por tanto, correr el riesgo de deshidratación. Por ello es recomendable que no abuses de ellas.

Exfolia tu piel

Es importante usar un exfoliante para tu piel antes de comenzar el verano. De esta forma tenemos la piel lista para su bronceado. También es importante exfoliar la piel durante el verano para eliminar esos restos de sal, cloro y piel muerta que nos va quedando después de cada baño en la piscina o la playa, o de alguna quemadura.

¡Ojo! Exfoliar tu piel no debe ser sino una vez por semana y no lo hagas cuando tengas la piel enrojecida o quemada. Espera unos días hasta que te recuperes.