Sin Parabenos

En los últimos tiempos, los parabenos se han vuelto unos ingredientes polémicos en el mundo de la cosmética, hay quien los defiende y también hay quienes confirman sus efectos adversos. La realidad a día de hoy es que hay 3 tipos de parabenos. Unos están permitidos su uso, otros están prohibidos y otros están controlados. Sin embargo, la Comisión Europea para Cosmética sigue restringiendo cada vez más su uso. De hecho, el 18 de septiembre de 2014 se ha emitido un nuevo comunicado con respecto al uso de los parabenos, limitándolo aún más. Por esta razón, nosotros ya hemos decidido hacer una apuesta por fabricar cosméticos sin parabenos.

A continuación te damos algunos nombres de parabenos, para que los puedas reconocer en las fórmulas cosméticas, por si decides hacer uso de cosméticos sin parabenos:

  • Parahidroxibenzoato
  • Butilparabeno
  • Metilparabeno
  • Etilparabeno
  • Propilparabeno
  • Isobutylparabens

y por lo general se encuentran en la parte inferior de la lista de ingredientes y acabando en -paraben* ó *-parabeno.

¿Por qué evitar los parabenos?

Investigaciones los han vinculado con enfermedades como el cáncer, trastornos endocrinos, toxicidad reproductiva, inmunotoxicidad, neurotoxicidad e irritación de la piel.

Se absorben a través de la piel y se han encontrado en los tumores de mama en estados intactos. Aunque los investigadores no tienen pruebas de que los parabenos causen cáncer de mama, creen que sus propiedades estrogénicas pueden acelerar el crecimiento del tumor. Esta alteración hormonal también puede afectar al desarrollo del feto.